Hora de la verdad

Hora de la verdad

Publicado el martes, 11 diciembre, 2018

Los dos últimos capítulos del Apertura 2018 de la Liga MX están por escribirse, y para aquellos que gozan de un buen futbol y de partidos aguerridos entre rivales clásicos, no se puede pedir mejores protagonistas que los que estarán en esta Final del futbol mexicano.

Cruz Azul y América, los dos equipos que demostraron ser mejores a lo largo del calendario regular, llegan a la última instancia del certamen para reclamar un sitio que históricamente los ha hecho dos de los clubes más grandes del balompié mexicano.

El camino

La Máquina demostró a lo largo de 17 jornadas que estaba para cosas grandes y que los fantasmas del pasado ahí tienen que quedarse, en el pasado, al encabezar la clasificación general la mayor parte del tiempo y desplegando un estilo de juego agradable, contundente y convincente.

A fin de cuentas, Cruz Azul se armó este torneo para terminar con más de 21 años de sequía e infortunio, que le han negado gozar de lo más alto y que a lo largo de ese periodo ha convertido a la institución más en un sinónimo de fracasos inverosímiles que en sinónimo de éxito.

En la Liguilla las cosas no han resultado del todo sencillas para un cuadro celeste que por momentos se ha topado con esos lapsos de mala suerte que le han acompañado desde su último título de Liga; sin embargo, este se trata de un nuevo Cruz Azul con una mentalidad distinta que le ha permitido saltar los obstáculos que han sido sus rivales, Querétaro y Monterrey, en esta Fase Final, todo en búsqueda de esa novena estrella que la afición cementera, pero sobre todo la gente del club, ha aguardado con paciencia.

Por su parte, el América ha mantenido esa esencia que le ha caracterizado a lo largo de su historia, la de ser un equipo polarizante en cada resultado que obtiene, un cuadro cuyas piezas que parece no amalgaman, pero que a final de cuentas terminan convirtiéndose en una fuerza por momentos imbatible.

Esa constante llevó a las Águilas a ocupar el segundo sitio de la clasificación general después del torneo regular, y que a lo largo de la Liguilla han hecho valer mostrando su superioridad sobre los rivales que han tenido que enfrentar en esta Fase Final.

Aunque por momentos haya parecido que el equipo se desmoronaba en la serie ante Toluca, la contundencia que tiene el equipo de Miguel Herrera sacó a flote el reto. Frente a los Pumas, la historia fue completamente diferente, pues el cuadro azulcrema hizo valer su paternidad sobre los universitarios, aplatándolos por completo y lograr este pase a la Final, en la que buscan su campeonato número 13 y así retomar el sitio como el del equipo con más títulos de Liga.

Los antecedentes

Esta Final entre Cruz Azul y América es por demás significativa, pues será la cuarta ocasión en la que ambos equipos se encuentran para definir a un campeón del futbol mexicano, convirtiéndose así en la serie por un título que más veces se repite en la historia de nuestro balompié.

Sin embargo, las Finales entre estos dos equipos han sido muy espaciadas. La primera de ellas se dio en la temporada 1971-1872. En aquella ocasión, la Máquina se mudó por primera vez al Estadio Azteca (como en este torneo) y fue ampliamente superior al cuadro americanista, al hacerse del título por un global de 4-1.

Tuvieron que pasar 17 años para que celestes y azulcremas volvieran a dirimir un título del futbol mexicano. Fue la Final de la temporada 1988-1989 la que enfrentó a América y Cruz Azul; en esta ocasión las Águilas cobraron revancha de aquella derrota en 1972 para hacerse del campeonato, en lo que fue una cerrada serie que terminó 5-4 en el global a favor del América.

El choque más reciente en Finales entre estos dos equipos es quizá el más recordado en la última década en el futbol mexicano, pues fue una serie cargada de dramatismo y de momentos increíbles, sacados de un guión de película que terminó con la coronación del América.

Fue la Final del Clausura 2013, en la que Cruz Azul, como en esta ocasión, llegaba como favorito y como monarca de la Copa MX. En la Ida, la Máquina se impuso 1-0 y en la Vuelta, en el Estadio Azteca, parecía tener las cosas bajo control hasta la recta final del partido, cuando tenía una ventaja de 2-0 en el global y con un hombre más en la cancha.

Sin embargo, el América, como el Ave Fénix, resurgió en los minutos finales del encuentro, y con goles en el minuto 88 de Aquivaldo Mosquera, y de Moisés Muñoz en tiempo de compensación, obligaron al tiempo extra y a la serie de penales, instancias en las que la Máquina estaba en otro lado, para que finalmente el título terminara en las vitrinas americanistas.

Con esos antecedentes se jugará la Final del Apertura 2018, una batalla que se vivirá jueves y domingo, en la cual un equipo busca quitarse de encima una maldición y otro desea de nuevo estar por encima del resto.


Autor: Alan Omar Rodríguez

Imágenes

Deja tu comentario

(requerido)