Regresa la velocidad

Publicado el jueves, 14 marzo, 2019

Terminó el ayuno en las pistas y a partir de este fin de semana se pone en marcha la temporada 2019 de la Fórmula Uno, en la que los cambios más significativos se hicieron en la formación de la parrilla, sin embargo, en la que los cambios técnicos en los coches también tendrán una influencia en los resultados de cada una de las carreras.

Este fin de semana, la pista del Albert Park en Melbourne, Australia, será el escenario de la primera de 21 carreras que tendrá el calendario. Lo que ocurra en Australia puede ser una muestra de lo que depare el resto de la temporada, aunque en el mundo del Gran Circo los resultados de cada carrera son impredecibles.

Cambios significativos

Como ya lo mencionábamos, los cambios más importantes, más allá de los técnicos, se dieron en la formación de la parrilla.

De las 10 escuderías que forman el campeonato, ocho de ellas hicieron modificaciones en las alineaciones de sus pilotos; Mercedes y Haas son la excepción, al conservar a los mismos elementos con los que enfrentaron la temporada 2018.

De las ocho escuderías que hicieron cambios, Alfa Romeo, Williams, Toro Rosso y McLaren cambiaron por completo su alineación, es decir, sus dos pilotos son rostros nuevos. Racing Point (antes Force India), Renault, Red Bull y Ferrari sólo mantienen un piloto de 2018 y el segundo será una cara nueva.

Entre estos cambios destacan la inclusión de cuatro novatos: Antonio Giovinazzi (Alfa Romeo), Lando Norris (McLaren), Alexander Albon (Toro Rosso) y George Russell (Williams), todos ellos pilotos con talento y que dieron de qué hablar en las categorías menores, tal es el caso de Norris, Albon y Russell, quienes se disputaron el título de la F2 la temporada pasada, que finalmente terminó en manos del ahora piloto de Williams.

Por otro lado, esta temporada también estará marcada por el retorno de un piloto importante: el polaco Robert Kubica, quien se integra a Williams después de ocho años de ausencia como piloto titular de la categoría, luego de que en medio de la temporada 2010 tuviera que dejar su asiento a causa de un grave accidente sufrido en un evento de rally, en el que las lesiones que sufrió pusieron en riesgo su vida, pero que ahora, después de mucho esfuerzo, logró regresar a la máxima categoría.

A los cambios de la parrilla hay que sumarle los cambios técnicos en los coches, lo más importantes de ellos se dieron en la composición de los alerones de los monoplazas.

El alerón delantero fue simplificado y aumentado, esto con el objetivo de que los coches sufran de menor carga aerodinámica y ello les permita estar más cerca de otros monoplazas y con ello intentar maniobras de rebase, todo con el objetivo de dar un mayor espectáculo en pista.

También se emplearán nuevos compuestos de neumáticos, al reducirse la cantidad de opciones que el fabricante ofrece, pues de seis que eran en 2018, se pasan a tres, con los compuestos duros, medios y suaves, los cuales también tienen algunas variaciones, pero no tan significativas como las que tenían las gomas de años anteriores.

Y por último, y no menos importante, habrá un punto extra para aquel piloto que haya terminado dentro de los 10 primeros de cada carrera y que además haya hecho la vuelta más rápida de la competencia.

Así, con este menú de cambios, la temporada 2019 de la Fórmula Uno promete ser una más cerrada, especialmente entre los equipos de la cima de la clasificación, donde se antoja que Mercedes pierda la hegemonía que ha tenido a lo largo de las últimas cinco campañas.

Sin embargo, la historia de este campeonato se irá escribiendo carrera a carrera, kilómetro a kilómetro, y los aficionados a la categoría reina del deporte motor estarán atentos a ello.


Autor: Alan Omar Rodríguez

Imágenes

Deja tu comentario

(requerido)